top of page

Entre hogares

El hogar, mi casita, el ranchito, siempre es el lugar en donde nos sentimos cómodos y uno de los tantos rincones donde lo genuino se desmonta, sin embargo visto desde afuera no deja de ser una construcción de “x” material con sus fortalezas y limitaciones que nos invita a imaginar quien vivirá ahí.



Lo cierto es que a veces esas construcciones hablan, cuentan historias, buscan compañía, crean amistades con otras casas de la vuelta y así viven a puro movimiento.


En el Polonio las personas caminan entre los hogares, la ausencia de tejidos y muros hace más fácil el saludo y la charla, sin olvidar de que no es un mundo de hadas ni tampoco que cada quien entra a una casa según su antojo pero aún así es más que notable que hay una apertura al compartir con el otro, "cosa" que muchos lados ya lo han perdido.



52 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page